Preparativos para hacerse a la mar

Antes de hacerse a la mar prepare una lista detallada de las comprobaciones a realizar antes de salir de puerto. Se debe tener en cuenta:

  • Revisión previsión metereológica.
  • Notificación al servicio de guardacostas, si es el caso.
  • Varillas medidoras de los niveles de combustible y aceite.
  • Presión de las cámaras neumáticas.
  • Comprobación de los motores, sistema de gobierno y componentes eléctricos.
  • Cartas de navegación y equipos de navegación. Equipos adicionales.
  • Llamada de comprobación de la radio.

Equipo de seguridad:

Debe atenerse a la reglamentación de las autoridades marinas locales:
Antes de hacerse a la mar compruebe que tiene a bordo el equipo de seguridad requerido: paletas, Kit de reparación, Chaleco salvavidas, cabo de amarre, hinchador,     ancla con cabo suficiente, botiquín, extintor…




Consejos de navegación

De acuerdo con su categoría de diseño esta embarcación puede operar en alta mar, por ello pueden darse condiciones metereológicas adversas, a continuación se reseñan unos consejos que pueden ser de gran utilidad:

  • Antes de arrancar verifique que no hay nadie dentro del agua, cerca de la hélice del motor, esta es un peligro para bañistas y buceadores.
  • Procure permanecer siempre sentado y con un punto de seguridad próximo.
  • Los tripulantes deben llevar ropa protectora y chaleco salvavidas siempre. También es aconsejable llevar protegida la cabeza ya que esto impide la perdida de calor corporal.
  • Los chalecos salvavidas deben ser adecuados al peso corporal del tripulante y ser capaces de mantenerla a flote durante un tiempo razonable.
  • Se aconseja llevar en todo momento un equipo de radio VHF y un juego de bengalas de socorro.
  • No olvide llevar el permiso y la documentación de su barco.
  • Hay que pensar siempre en la tripulación y los pasajeros, avisando siempre de los cambios de rumbo.
  • Se debe conocer siempre la posición de la embarcación respecto de los puntos peligrosos conocidos y los que figuran en las cartas marinas.
  • Mantener siempre las manos en el timón y sobre el control de los motores para responder rápidamente ante los imprevistos.
  • No fuerce la embarcación hasta el punto de que tanto usted como su tripulación se sientan incómodos tanto física como psicológicamente.
  • Se debe mantener en todo momento la vigilancia, incluso en la zona de popa. Es necesario tener en cuenta el peligro que suponen los objetos flotantes y semisumergidos arrojados al mar. Los impactos contra estas piezas sumergidas pueden causar daños muy graves en el casco.
  • En una embarcación de este tipo es mas seguro hacer uso de la potencia y maniobrabilidad de la embarcación que aminorar la velocidad ante un imprevisto.
  • En condiciones meteorológicas adversas, se puede llevar la embarcación con el mar de popa, siempre y cuando se navegue a la suficiente velocidad como para dejar las olas detrás. Se sobrepasaran las crestas de las olas adaptando la velocidad para que se ajuste a la del mar, tratando de evitar meter la proa en el agua ya que disminuiría la velocidad y entraría agua a bordo.
  • Proa al viento, se puede hacer uso de la velocidad para evitar crestas rompientes. En caso de tener que maniobrar para evitar una cresta se mantendrá una buena potencia pero sin acelerar, ya que esto hunde la popa y levanta la proa con el consiguiente riesgo de zozobra.
  •  No se debe navegar de costado a las olas rompientes sino manteniendo el mar a proa, aguantando hasta el momento que se pueda girar con seguridad, cuando halla pasado la ola. El giro deberá hacerse lo mas rápido posible.
  • Con mala mar y de noche no siempre se puede percibir el tamaño de la cresta o la profundidad del seno de las olas, sobre todo cuando se navega proa al mar y al viento.
  • Con mar gruesa de popa o de aleta, deberá tenerse un cuidado especial para evitar el embarque de agua o la posibilidad de zozobrar.
  • Como consecuencia de una velocidad excesiva, la embarcación puede despegarse del agua al cruzar la cresta de una ola, pudiendo ser la entrada de nuevo en el agua, un impacto muy duro y causar daños graves.
  • Adecue la velocidad al trafico de la zona por la que navegue.
  • Se tendrá en cuenta, al maniobrar en puerto que acelerar es mas fácil que aminorar la velocidad.
  • Al atracar una embarcación con dos motores se usaran alternativamente ambos, asegurándose que la aproximación al punto de amarre se hace con un ángulo adecuado.
  • Cerca de la costa y en aguas poco profundas el agua se desplaza hacia delante con gran fuerza, a diferencia de las olas en alta mar que se desplazan mientras que el mar permanece estacionario.




Consejos de Seguridad

      1. () Antes de hacerse a la mar:

Compruebe el buen estado de la embarcación y revise el buen estado y funcionamiento de:

    • Equipos de navegación y comunicaciones.
    • Motores, sistemas eléctricos y niveles(aceite, combustible y agua)
    • Equipo de seguridad.

Infórmese de la previsión meteorológica de la zona donde pretende navegar.

Realice un plan de navegación náutica y comuníquelo al club náutico.

Tenga al día su titulación náutica y documentación reglamentaria.

No embarque más tripulantes que los permitidos.

      1. () Durante la navegación:

Mantenga una vigilancia constante y siga las Normas del Reglamento Internacional.

Mantenga una escucha permanente en el canal 16 de VHF.

      1. () Recomendaciones ante una situación de emergencia en la mar.

Si la embarcación se encuentra en grave e inminente situación de peligro, debe transmitir la señal de socorro“MAYDAY,MAYDAY,MAYDAY” en VHF canal 16 o en telefonía 2.182 Khz, y , si dispone de radiobaliza, actívela.

El mensaje deberá comprender el nombre del barco, características principales(eslora, color del casco, nº de palos, velas, etc.)situación geográfica, nº de personas, naturaleza del peligro y asistencia que necesita.

En caso de no disponer de equipos de comunicación utilice las señales reglamentarias de socorro.

En caso de vuelco permanezca próximo a la embarcación.

Si necesita ayuda urgente pero no está en peligro inminente deberá emitir la señal “PAN, PAN” en las mismas frecuencias citadas.

 

EN CASO DE INCENDIO:

    • Apague todos los sistemas eléctricos de la embarcación.
    • Retire los depósitos de combustible de la zona de fuego.
    • Utilice el extintor.
    • En caso necesario utilice el canal 16 de VHF banda marina y 2.182 Khz en onda media(LLAMADAS DE SOCORRO)

 

EN CASO DE ENTRADA DE AGUA EN EL CASCO

    • Compruebe que los tripulantes tienen puesto el chaleco salvavidas.
    • Regrese de inmediato al puerto o costa más cercano.
    • Utilice los sistemas de achique.
    • Utilice calderos o cualquier utensilio que favorezca la retirada de agua de la embarcación.
    • En el caso que la vía de agua no decrezca con los sistemas utilizados, pida ayuda inmediata utilizando los canales mencionados anteriormente.

 

EN CASO DE ABORDAJE

La prevención, mediante el estricto cumplimiento del Reglamento para prevenir los abordajes de 1972 es la mejor medida para evitarlos. Recuerde las reglas específicas para embarcaciones a vela y para las menores de 20 metros de eslora.

Para prevenir los abordajes

    • Navegando, mantenga una vigilancia (auditiva y visual).
    • Utilice el VHF para alertar al buque que navega rumbo de colisión.
    • Encienda las luces desde el ocaso hasta el orto y en circunstancias meteorológicas adversas o de escasa visibilidad.
    • Mantenga siempre a una persona en el puente o bañera.
    • De noche, identifique al otro buque por sus luces.
    • Observe al otro buque. Si la demora permanece constante, y disminuye la distancia, existe riesgo de colisión.
    • Confiar en que hemos sido vistos es inaceptable. Tenga presente que un buque de gran tamaño maniobra con lentitud y necesita mucho espacio para alterar su rumbo.

En caso de abordaje, y de quedar las embarcaciones unidas, evalúe los daños y las medidas correctoras que puede emprender antes de iniciar la separación. Si la avería fuera irrecuperable o su reparación o atenuación “in situ” resultara muy laboriosa inicie, previamente, los preparativos para el abandono.

En caso de vía de agua, ponga en funcionamiento el sistema de achique. Disminuya, en lo posible, la entrada de agua, mediante el taponamiento o variando el asiento o el adrizamiento, trasladando pesos o a la tripulación, para disminuir la presión y entrada de agua.

Preste toda la ayuda que pueda a la otra embarcación.

 

PREVENCIÓN DE CAÍDAS

    • Moverse por el barco con el cuerpo inclinado hacia el centro del mismo.
    • Prevenir los movimientos del barco vigilando la mar.
    • Sujetarse siempre a las partes sólidas del barco.
    • Utilizar calzado con suela antideslizante.
    • Ponerse el chaleco salvavidas y arnés antes de subir a cubierta. En todo caso, usar siempre ambos elementos en caso de mal tiempo. Verificar periódicamente los candeleros, los cabos de sujeción y los puntos de anclaje de los arneses.
    • Colocar redes de protección en torno al barco si hay niños a bordo, o en cualquier caso, amarrarse firmemente.
    • Evitar hacer las necesidades fisiológicas por la borda, y si ello no fuera posible, tomar las precauciones oportunas empleando un arnés.
    • No correr sobre la cubierta.
    • No bañarse en alta mar sin testigos y sin la existencia de una escala para volver a subir a bordo.
    • No dormir en la bañera de las embarcaciones.
    • Si se navega en solitario o con el piloto automático, resulta muy recomendable dejar por la popa un cabo de seguridad de 50 mts, provisto de nudos cada cinco metros y rematado por un flotador bien visible.

 

ACTUACIÓN ANTE UNA CAÍDA AL AGUA

El patrón de la embarcación debe optar, en función de las circunstancias, por las más convenientes a cada caso. Dada la rapidez de esta maniobra, se recomienda encarecidamente su entrenamiento.

    • Gritar “hombre al agua” y controlar el tiempo que transcurre.
    • Meter el timón a la misma banda de caída del náufrago.
    • Parar el giro de la hélice, si existe riesgo de que la misma golpee al náufrago.
    • Lanzarle de inmediato un aro salvavidas.
    • Si es posible, lanzar una señal fumígena o una bengala.
    • Designar a alguien PARA QUE NO APARTE LA VISTA DEL NÁUFRAGO EN NINGÚN MOMENTO, señalándolo con el brazo.
    • Anotar hora y minuto de la caída, rumbo y posición.
    • Arrojar al mar objetos flotantes para balizar la estela, si no hemos alterado previamente el rumbo.
    • Organizar a bordo el salvamento.
    • Enviar un mensaje “PAN” / “PAN”.
    • Si se navega a motor, efectuar la maniobra de hombre al agua más adecuada a las características de la embarcación.

Nunca debe saltarse al agua en busca del náufrago sino se está bien amarrado al barco mediante un largo cabo y no se lleva puesto el chaleco salvavidas

 

ABANDONO DE LA EMBARCACIÓN

Abandone la embarcación cuando ésta ofrezca menos garantías de protección que cualquier otro medio de supervivencia, y nunca, si ello es posible, sin haber emitido mensaje de socorro y adoptado las medidas básicas preparatorias del abandono.

Preparación para el abandono

    • Emisión de mensaje de socorro, según el procedimiento radiotelefónico. Activación de la radiobaliza.
    • Detener el barco
    • Abrigarse bien. Reemplazar el calzado pesado por otro más ligero.
    • Ajustarse correctamente el chaleco.
    • Si hay que saltar al agua, hacerlo de pie, sujetado el chaleco, tapándose nariz y boca.




Consideraciones medioambientales

Es importante que el motor tenga una correcta puesta a punto de manera que se eviten emisiones excesivas de humo de escape y ruidos.
Cuando navegue cerca de la costa mantenga siempre una velocidad adecuada a las condiciones de navegación del entorno, evitando la formación de olas y las zonas de navegación prohibida para embarcaciones a motor.
Evite bombear agua con contaminación de combustible.
No derrame aceite, combustibles o productos de limpieza.